RODIN- GIACOMETTI en la Fundación Mapfre

El sábado 19 de junio estuvimos en la Fundación Mapfre viendo esta amplia y espectacular exposición con esculturas, dibujos y fotografías de Rodin y Giacometti.

Mientras esperaba a mi amigo hice unas fotos al impresionante y frondoso Ginkgo Biloba del Cuartel General de Ejército, que está en uno de sus mejores momentos (en otoño con la hojas amarillas también merece la pena admirarlo).

Por cierto que aprovecho para reivindicar que se desaloje de una vez a los militares de uno de los enclaves naturales y arquitectónicos más relevantes de la plaza de Cibeles. Considero que ese magnífico jardín botánico que alberga tantas (no sé si están contadas) especies arbóreas debe ser público.

Precisamente recordé aquella primera “Noche en Blanco”, en que abrieron las puertas para que la ciudadanía pudiéramos pasear para ver una exposición en una de las salas el edificio, para lo cual recorrimos el paseo central con algunos árboles iluminados. Era la primera vez que yo entraba en un cuartel militar y desde entonces sueño con que ese enclave sea un parque público.

En el Año Nuevo de 2019 estuve en Copenhague y en la gran galería de arte NY Carlsberg Glyptotek, pude disfrutar de algunas de las grandes obras de Rodin. Ayer, mientras recorría las salas de la Fundación Mapfre le estaba dando vueltas a dónde había visto antes aquellas obras. Especialmente la primera obra monumental que se expone en Mapfre, “Los burgueses de Calais”:

Por otro lado he visto varias exposiciones de obras de Giacometti, por lo que conozco bastante bien sus obras.

Hice bastantes fotos, pero sólo voy a compartir algunas por su carácter anecdótico. Como esta obra de Rodin titulada “El grito, máscara o tempestad”, que nos pareció irónicamente una representación de las mascarillas que llevábamos puestas, sólo que la obra es de 1898:

Otro “grito” de Rodin:

.Esta escultura colgante de Rodin la fotografié porque me recordó una obra que realicé hace unos cuarenta años, que regalé a Manolo y estuvo colgada en la casa de Úbeda. Actualmente está desaparecida.

.Esta escultura de Rodin me parece muy sensual y homoerótica, me recordó a Jean Cocteau:

.Curiosamente Rodin y Giacometti nunca se conocieron , aunque sus obras e inspiraciones sean muy paralelas. Este es un dibujo hecho por Giacometti a la obra de Rodin “Hombre que camina”:

.Una de las partes de la exposición analiza el hecho de que tanto Rodin como Giacometti introdujeran el pedestal dentro de las obras. Las obras modernas de Rodin sobre pedestales clásicos daban un resultado final muy de assemblage. En este dibujo de Giacometti titulado “Busto de hombre sobre pedestal doble, colocado sobre un taburete”, además de ser un título muy para un poema surrealista, me recordó directamente a la obra “Rueda de Bicicleta” de Marcel Duchamp:

.La obra titulada “Cabeza de obispo” de Rodin, me recordó a “Los putrefactos de Federico García Lorca, Dalí y Buñuel:

Una de las obras más impresionantes de la exposición es el “Busto de Diego”, retrato de Giacometti a su hermano Diego, de una belleza elegante, sutil y explendorosa:

Y, por último las dos monumentales esculturas que cirran la exposición, el “Hombre que camina” de Giacometti:

Basado en “san Juan” de Rodin:

A la salida entramos a ver una de las salas de la exposición permanente “Espacio Miró”:

Que incluye obras de Calder:

Aunque las obras de Miró que más me impresionan están en el sótano.

M compré una camiseta con la imagen de la escultura de Giacometii: “El hombre que anda”

Fuimos a cenar al VIPS de la Gran Vía, y allí recordamos que las esculturas del “Hombre que camina” de Rodin y de Giacometti están basadas en la imagen de san Juan. Y es que la historia “bíblica” de san Juan es una tragedia seguramente copiada de las grandes tragedias grecorromanas, y que, por ello, ha sido desde siempre fuente de inspiración para la poesía, la pintura y las artes escénicas.  Se acercaba la Noche de San Juan, y me puse nostálgico recordando las salidas nocturnas que hacía con el Colectivo Trocha, el sábado más cercano a la noche de san Juan. Caminábamos haciendo senderismo por la zona de la silla de Felipe II, hasta llegar a una ermita en medio del campo. Llegaríamos sobre las 10 de la noche, cuando aún era de día, empezaba a oscurecer. En la explanada de la ermita desplegábamos el picnic que llevábamos en las mochilas, para disfrutar de una cena compartida. Tras la ingesta llegaban los chistes y los poemas. Bajo las estrellas. A veces hasta las 3 de la madrugada. Y vuelta por el campo alumbrándonos con linternas. A veces hasta nos sorprendía un enjambre de luciérnagas. Para mì, que nunca suelo trasnochar, era una noche emocionante y toda una aventura. ¡Conducir hasta Madrid a las cuatro de la madrugada! Una proeza. Echo mucho de menos aquellas noches de san Juan.

Y todo esto inspirado por la exposición de la Fundación Mapfre.

La recomiendo encarecidamente.

Un comentario sobre “RODIN- GIACOMETTI en la Fundación Mapfre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s