ORGULLO CRÍTICO 2020

Un año más, hemos celebrado el Día Mundial de los Derechos LGTBIQ. Este año ha caído en domingo y con 35 grados de temperatura. Pero sobre todo, este año ha caído en medio de otra pandemia.

En los años 80, las primeras manifestaciones del Orgullo se caracterizaron por la estigmatización de nuestro colectivo derivada de aquella otra pandemia, la del VIH. A la defensa de nuestros derechos sociales, laborales, políticos y familiares, se unió la lucha contra el SIDA. En nuestros lemas destacábamos la reivindicación del uso de los preservativos. Por cierto que el colectivo del Orgullo Vallekano había publicado en facebook un video donde recordaba aquel lema del “Póntelo, pónselo”, aplicado ahora a la mascarilla.

Llegué pronto y no me quedé mucho, porque, como mucha otra gente, aún tengo miedo de las aglomeraciones. Ya estaban en la Cuesta de Moyano algunos grupos de manifestantes.

Y cuando se acercaba la hora de la manifestación empezaron a colocarse las pancartas en el Paseo del Prado. La pancarta de cabecera llevaba el lema “Orgullo es Protesta. Disidencia es Resistencia”:

Casi todas las pancartas eran recicladas del año pasado, algo lógico, ya que el confinamiento no ha permitido reunirse a los colectivos para elaborar nuevas pancartas. En cualquier caso me sigue encantando el lema que nos recuerda la represión que sufrimos durante los cuarenta años de franquismo. No debemos olvidarla porque en nuestra suigeneris “democracia” se han ignominiosamente legalizado como partidos, organizaciones franquistas que reivindican la vuelta a la represión y la dictadura. Sin Memoria no hay Orgullo:

Ésta no la recordaba de otros años, y me encantó el lema:

La única bandera republicana no me gustó. En la foto no se ve (afortunadamente), pero en el centro de la bandera, junto a simbología LGTBI, aparecía el dibujo de una metralleta. Y la acompañaba una bandera que unía la simbología de la transexualidad con la del comunismo. No tengo nada contra el comunismo, pero comunismo + metralleta = estalinismo LGTBIQfobo.

Al final la manifestación fue suficientemente numerosa, pero mucho menos que en años anteriores. En los últimos años, la afluencia de manifestantes del Orgullo Crítico había ido in crescendo, arrebatándole el protagonismo al “desfile” del orgullo comercial. Pero este año, la pandemia ha hecho estragos y muchas se han quedado en casa. Debo reconocer que yo me fui enseguida, entre otras razones porque lo de las mascarillas está muy bien, pero lo de la distancia social, como puede verse en la última foto, no se respetó en absoluto (a pesar de los llamamientos por megáfono de les organizadores):

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s